• Sílvia Pérez

SORPRESAS TE DA LA VIDA





Ya lo dice la canción: "La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida". Y es que la vida tiene la capacidad de sorprendernos con nuevos escenarios que, de un plumazo, nos sacan de lo esperado.

¿Cuántas veces te ha pasado que lo que tenías previsto ha dado un giro de 180º colocándote en una posición totalmente distinta sin tiempo siquiera a reaccionar? Estas sorpresas conllevan dosis de confusión ya que generan una disonancia cognitiva entre aquello que hasta ahora pensabas que sería versus lo que te encuentras que en realidad es.


Esta tensión entre ambos polos sacude lo que tan bien armado estaba en nuestra mente, obligándonos a replantear los distintos parámetros que nos guiaban hasta la fecha. Y cuando el tiempo ha hecho su proceso y ha puesto un poco de perspectiva, ¿os ha pasado que aquello que no contemplabais como opción al final comprobáis que se ha convertido en algo necesariamente evolutivo?


Muchas veces, a pesar de la resistencia que ocasiona inicialmente, aquello inesperado, lo que todavía no existe, lo no pensado, lo no sentido, lo no deseado, se convierte en la mejor salida para uno mismo.

Así que me acojo a esta frase de Vetusta Morla para romper con los clichés, con los dogmas, con el control rígido que se instala en nuestra vida y apelo a la necesidad de mantener nuestras mentes abiertas a lo inesperado y a dejarnos sorprender por la vida. Toda nueva información que nos llega puede resultar algo muy valioso a integrar en nuestra experiencia. Quizás nuestros esquemas mentales no alcancen todavía a entenderlo, pero hagamos que la vida y el tiempo haga su curso.


Psicologia_Barcelona_Silvia_Perez_edited