TERAPIA   INDIVIDUAL  |   EMDR   |  PAREJA  |   FAMILIAR

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

INFIDELIDAD




¿QUÉ ENTENDEMOS POR INFIDELIDAD?


Blow y Hartnett (2005) la definen de la siguiente manera:


"La infidelidad es un acto sexual y/o emocional en el que se involucra un sujeto que está comprometido en otra relación, lo que implica una ruptura de la confianza depositada y una transgresión de las normas implícitas y/o explícitas respecto a la exclusividad romántica, emocional, sexual."

Con esta definición se subrayan dos elementos importantes a tener en cuenta dentro del contexto conyugal:


< LA TRAICIÓN > en la medida que ha habido una ruptura unilateral del compromiso pactado dentro  de la relación, sea cual sea. Es por esto que es importante tener en cuenta el pacto que cada pareja tiene, pues la infidelidad no tiene por qué reducirse sólo a un contacto sexual. De hecho, algunas parejas viven como infidelidad el hecho de consumir pornografía. Sin embargo otras no consideran infidelidad el hecho de tener un affaire puntual mientras no haya una continuidad con esa tercera persona puesto que en ese caso no viven que se ponga en juego el compromiso y el amor en la relación.


< EL SECRETO> en la medida que se esconde esta ruptura del pacto dentro de la pareja y la información del suceso no se plantea abiertamente sino que se oculta la situación.


En coherencia a ello me referiré en adelante como "transgresor" al miembro de la pareja que ha roto el pacto conyugal establecido.

Para crear un poco de contexto antes de matizar los tipos de infidelidad, me gustaría trasladaros la importancia que tiene poder entender qué es lo que subyace tras el episodio de la infidelidad y las consecuencias que acarrea a nivel emocional en cada miembro.


Por tanto, una pregunta clave va a ser ¿qué significado tiene para mí la infidelidad?

Dependiendo de la vivencia de cada cuál, el daño podrá ser reparado o no. Es importante ser muy honesto con uno mismo, con la situación en la que se encuentra la relación de pareja y con la conciencia de las propias heridas.


Si el tipo de infidelidad y las circunstancias que engloban la pareja llevan al deseo de apostar por reparar la relación, será necesario enfocar la energía de forma constructiva por parte de los dos miembros, sólo así la pareja podrá salir reforzada de la situación.


¿Se puede superar una infidelidad?

Sí pero no es una tarea fácil así que se puede superar después de un trabajo intenso y continuado donde el transgresor esté dispuesto a hacer actos de reparación y el doliente también esté dispuesto a tomarlos en vía de poder perdonarlos. Me he encontrado casos donde esto ha sido posible después del compromiso que cada uno ha puesto para buscar un sentido a lo ocurrido, reencontrarse como pareja sabiendo cómo pueden cuidarse mejor a nivel individual y conyugal para que eso no se repita y poniendo una actitud facilitadora que favorezca el encaje mutuo.


Ahora bien, si uno u otro (o ambos) no consiguen reparar las heridas y no se ven capaces de sostener una relación de buen trato donde se preserve el clima conyugal, entonces será conveniente plantear una separación a tiempo. Mantener la relación cuando las acusaciones o los reproches se instalan en la dinámica de pareja puede ser muy doloroso y nocivo para ambos así que mejor apostar por una vía que garantice la salud de los dos, especialmente si hay hijos en común a los que les afecta inevitablemente el malestar de sus padres.


Así pues la infidelidad no es un tema que se tiene que considerar de forma simple ni entrar en juicios de valor. Como psicoterapeutas tenemos la obligación de investigar matizadamente toda esta información y, sobre todo, el significado tanto al que responde la infidelidad (por qué se ha cometido y en qué contexto) como el significado que tiene para las personas implicadas (qué importancia tiene para mí, para mi pareja, para el pacto dentro de la relación, para mi concepto de amor).



Para evaluar el impacto que tiene la infidelidad en la relación de pareja tendremos que considerar diversos aspectos. En el artículo de hoy me centraré en dos: el tipo de infidelidad y el perfil de la persona transgresora.



1 - TIPOS  DE  INFIDELIDAD  ( P i t t m a n - 1 9 8 9 )

A continuación hago una clasificación especificando los criterios básicos que caracterizan cada tipo de infidelidad.


I - Infidelidad Accidental


- Se trata de un desliz que no es premeditado y que se da como único episodio.

- Las circunstancias en las que se comete la infidelidad favorecen que se lleve a cabo: viajes, fiestas, un contexto donde se genera un paréntesis de la realidad, etc. El transgresor no busca intencionadamente y con previsión cometer una infidelidad sino que el contexto en el que se encuentra hace propicio que se materialice y éste se deja llevar por la situación.

- Tiende a generar culpabilidad y angustia en el que ha cometido la infidelidad.

- Las características individuales juegan un factor importante en relación a los mecanismos de freno: perfiles con dificultad por decir que no, con poca conciencia emocional de los propios deseos, con impulsividad y pobre anticipación de las consecuencias que pueden contraer sus acciones, etc.


Este tipo de infidelidad no tiene por qué responder a una insatisfacción dentro de la relación de pareja, así que aunque se haya cometido la infidelidad el transgresor no tiene deseo de cambiar la pareja con la que se está comprometido.


II - Infidelidad Estructural


- Se trata de episodios de infidelidad recurrentes.


- Influyen factores culturales y de género donde la infidelidad se vive como algo que todo el mundo hace y que, particularmente, responde a dar salida a las necesidades fisiológicas de los hombres. Probablemente el contexto que envuelve al miembro de la pareja que comete este tipo de infidelidad vive con cierta normalidad este tipo de situaciones y las justifican. Por ejemplo en la época hippie tener amantes era algo habitual y el contexto cultural/social aprobaba este tipo de práctica.


- No suele generar culpabilidad puesto que el transgresor lo tiene normalizado.


- El encuentro sexual se limita a un intercambio genital y no a compartir una intimidad emocional.



III - Romántica


- Los encuentros están enmarcados por un interés afectivo y pasional, no meramente genital.

- Aparecen sentimientos de enamoramiento hacia la tercera persona que no pueden evadirse.


- El transgresor tiene dificultad para tomar una decisión y quiere tener tiempo para poder vivir esta nueva realidad sin tener que activar ningún cambio en ninguna de sus áreas.


- El/La amante puede ser una potencial pareja y derivar en una nueva relación . O, a modo de suflé donde todo lo que sube baja, ese interés por la tercera persona acaba desinflándose a medida que pasan los días y la relación extraconyugal llega a su fin.


- En este impass donde el transgresor no se decanta ni hacia un lugar ni hacia otro, conlleva una etapa de gran incertidumbre dentro de la pareja que suele activar alta ansiedad en ambos.



IV - Conyuntural


- La infidelidad es producto de una crisis del ciclo vital de la pareja: distanciamiento emocional, transformaciones en la pareja producto de cambios en el contexto (nacimiento de hijos, jubilación y reencuentro en una convivencia diaria, pérdida de trabajo y cambios en los roles, etc)


- Hay un elemento de Insatisfacción dentro de la pareja donde aparece la necesidad de cambio y la búsqueda de alternativas.


- La relación genera frustración y se busca una estabilización externa donde la infidelidad se convierte en un elemento de compensación a la propia impotencia y a la falta de recursos para mejorar la situación.

- En este caso la infidelidad ayuda a mantener una distancia emocional adecuada para sostener de alguna manera el malestar por el que atraviesa la pareja.




2 - PERFIL  DEL  TRANSGRESOR


I - Síndrome de Don Juan


Este tipo de perfil tiene necesidad de seducir y de renovar constantemente el reconocimiento con lo cual la infidelidad no responde a una insatisfacción en la relación sino a características individuales. No suelen entrar en culpa puesto que es un patrón repetido a lo largo de los años y con las distintas relaciones que hayan


II - Infidelidad de tipo B


La persona tiene escasas estrategias para identificar las necesidades internas y pobre capacidad para modificar la situación. En este tipo de perfiles el formato de la infidelidad puede venir en formatos variados: a través de relaciones virtuales, adicción al trabajo y ausencia en casa, relaciones con o sin sexo, relaciones con o sin intimidad emocional, etc. En estos perfiles suele aparecer alto nivel de ansiedad y de culpa, y según las consecuencias que comporten sus acciones este malestar emocional puede ser especialmente intenso.




>>>> Si te interesa el tema estate atento a las nuevas entradas. Tengo previsto hablar de:


- Cómo influye en la pareja, ¿se puede superar la infidelidad?

- Qué se debe tener en cuenta para afrontar la situación constructivamente sin que el daño acabe lesionando gravemente la dinámica conyugal/familiar.

- Qué importante es encontrar un buen entorno que te guíe con conocimiento y entendiendo tu forma de vivir la situación sin entrar en juicios de valor ni alimentar heridas o batallas.

Psicologia_Barcelona_Sílvia_Pérez.jpeg