• Sílvia Pérez

ANOMIA: síntomas narcisos, histriónicos, antisociales





A nivel etimológico la a-nomia se refiere a la negación de la norma/ley.


Y ¿cómo se traduce esto dentro del desarrollo moral del niño/a?


Pues bien, para empezar podemos enmarcar la etapa de la Anomia dentro de la franja de edad que va de los 2 años a lo 6 años. Y una de sus características es que para el niño/a el mundo se asienta en base a su voluntad.


En este sentido, su pensamiento se configura sobre una perspectiva egocéntrica centrada exclusivamente en sus deseos y caprichos. ÉL MISMO se convierte en la LEY y se relaciona con el mundo en base a dar salida a sus PROPIAS NECESIDADES: "yo quiero", "esto no me gusta", "vete", "ven"...


Es decir, sus acciones quedan mediatizadas por lo que siente y necesita a cada momento; Y es por esto que podemos encontrarnos con momentos en que el niño/a puede mostrarse afectuoso y tierno si trata de asegurar el amor de sus cuidadores, y otros momentos ingobernable y rechazante si el contexto no le proporciona lo que quiere.


¿Qué función cubre la Anomia en el Desarrollo moral del individuo?


La función evolutiva de esta etapa es la de construir un núcleo sólido a través del que reconocer y perseguir sus objetivos. Por eso, en esta franja de edad se consideran naturales las conductas a-sociales del niño que escapan de las consideraciones del 'bien y el mal' puesto que todavía no ha desarrollado la perspectiva ajena ni tomado consciencia de criterios prosociales que son propios de etapas posteriores.










Pero ¿ Qué pasa si en etapas adultas el estadio evolutivo anómico no está bien integrado?

.

Aquí es cuando la disfuncionalidad se presenta en forma de falta de empatía, impulsividad, conductas abusivas y manipuladoras... Síntomas que son propios de tendencias narcisas, histriónicas y sociopáticas.


Es por esto que el trabajo psicoterapéutico se orienta se orienta en construir consciencia sobre la perspectiva de la alteridad (el otro como sujeto), trabajar la empatía, incorporar una posición de respeto hacia las normas, cultivar una posición de responsabilidad frente a sus impulsos y las consecuencias que ellos conllevan y establecer una posición relacional desde la igualdad y el equilibrio.




¿Tienes curiosidad de saber qué tan bien regulada está la fase Anómica en tu vida?

Pues te propongo una parte más práctica que pueda darte una orientación a partir de un test extraído del Libro " El proceso de convertirse en persona autónoma" de Manuel Villegas.


¿Cómo va el PROCEDIMIENTO del test?


A cada enunciado que te escribo abajo tienes que darle una puntuación en función de tu acuerdo o desacuerdo con lo que dice la frase siendo:


0 - Nunca o nada de acuerdo

1 - A veces o medio de acuerdo

2 - Siempre o mucho de acuerdo


¡Allá va!


1 Llevo muy mal la frustración


2 Coquetear o seducir es mi arma preferida


3 Creo que en general no hay que romperse demasiado la cabeza, lo que vale es la primera impresión 4 Soy impaciente e impulsivo

5 Cambio mucho de aficiones y relaciones, enseguida me canso y pruebo cosas nuevas

6 Me siento una persona especial, con mucho potencial

7 Hago todo lo que sea para salirme con la mía

8 Me gusta que me admiren y me enfurezco si no me reconocen

9 En los grupos me gusta ser el centro de atención


10 En el sexo me sobra el romanticismo, prefiero ir al grano




RESULTADOS:

  • Si la suma total es inferior a 5, probablemente tu regulación Anómica está bien integrada.

  • Entre 6 y 15, necesitas trabajarla.

  • Entre 16 y 20 sería recomendable buscar un profesional con el que tratar estos puntos.



Psicologia_Barcelona_Silvia_Perez_edited