TERAPIA   INDIVIDUAL  |   EMDR   |  PAREJA  |   FAMILIAR

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

Dolor emocional: Evasión



La entrada de hoy da inicio al primer apartado de DOLOR EMOCIONAL y la acompaño de este fragmento de la canción 'Obra Maestra' de Enric Montefusco donde dice:

"Hay un HUECO dentro de mí. Lo lleno de vino y lo lleno de guerra"

Este HUECO del que habla podría representar muy bien lo que sentimos cuando una experiencia determinada nos evoca DOLOR EMOCIONAL: una ruptura sentimental, una pelea con un ser querido, el fallecimiento de alguien cercano, una situación de traición de alguien que no esperábamos, etc.

Como sugiere la frase, ese HUECO que aparece frente al DOLOR EMOCIONAL nos conduce a una sensación desagradable con lo cual intentamos LLENARLO como buenamente podemos con el fin de que desaparezca. Muchas veces este proceso no es ni siquiera intencionado puesto que se hace de forma tan automática que no da tiempo a percibir cómo nos está afectando a nivel emocional una situación.

Pero LLENAR el DOLOR (con vino, con guerra, ...), es decir: EVADIRLO

¿es una forma FUNCIONAL de AFRONTAR lo?

En la entrada de hoy me centraré en esta tendencia a la EVASIÓN del dolor como MECANISMO DE DEFENSA. Generalmente ese HUECO o sensación de VACÍO con el que contactamos cuando sentimos DOLOR es lo que provoca el deseo de HUIR ya que transitar por él resulta desagradable e históricamente no nos han enseñado a poder sostenerlo.

LA EVASIÓN COMO UNA FORMA DE MITIGAR EL DOLOR

¿Qué acostumbramos a hacer?

A continuación os dejo algunos métodos de los que nos servimos para disfrazar el dolor y huir de la sensación de malestar.

  • Racionalizar lo sucedido haciendo una negación de su impacto sin escuchar lo que resuena a nivel emocional

  • Desarrollar múltiples actividades que no nos dejen tiempo a poder sentir

  • Conductas adictivas que nos hagan dirigir la atención a otros focos ( fiesta, alcohol, videojuegos, apuestas, sexo...)

  • Otras figuras que reemplacen momentáneamente nuestro dolor (posibles ligues, parejas de repuesto inmediato, amigos o familia a las que recurrir para que te lo alivien a corto plazo, …)

  • Construcción de relaciones de dependencia con quien se cruza en tu camino

  • Aumentar la dedicación al trabajo haciendo horas extras, asumiendo más tareas de las que corresponden, etc.

Volviendo a la pregunta anterior: ¿creéis que son formas funcionales de afrontar el dolor?

Quizás en un primer momento son conductas que pueden ser útiles porque buscar su EVASIÓN nos permite sobrevivir si estamos en una etapa de gran vulnerabilidad.

Sin embargo esta EVASIÓN del DOLOR no hará otra cosa que DISOLVERLO pero NO RESOLVERLO. Y todo aquello que en un primer momento aparcamos y negamos, puede hacerse cada vez más INDIGESTO, llenarse de GUERRA y elementos más nocivos que a la larga acaban IMPONIÉNDOSE con fuerza para hacerse escuchar con el fin de buscar una RESOLUCIÓN REAL.

Así pues ¿cómo podemos afrontar el dolor emocional sin evasión? Si os interesa leer el segundo apartado podéis acceder a la siguiente entrada donde os hablo de cómo gestionarlo de forma FUNCIONAL.


Psicologia_Barcelona_Sílvia_Pérez.jpeg