PSICOLOGIA

BARCELONA 

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

Ruptura y duelo: Rabia





Dando continuación al monográfico que inicié en el post anterior acerca de las etapas de DUELO tras una ruptura amorosa. Hasta ahora he hablado de la fase de Negación donde a uno le cuesta asumir la realidad de la situación como una defensa inicial frente al dolor que supone asimilar la ruptura. En el post de hoy me centraré en la FASE de RABIA, una emoción que aparece ante la frustración o impotencia al no desear estar en la situación en que te encuentras y no poder hacer nada para revertirla.


¿Qué Indicadores dentro del duelo nos dan a ver que estamos frente a una fase de rabia?


  • Sensación de rabia e ira intensa. Es común preguntarse internamente ¿cómo ha podido pasar? ¿por qué a mi? ¡qué injusto!. Y también aparece la tentendencia a buscar culpables ante la situación así que la rabia puede proyectarse a distintos niveles: - A la pareja: "cómo me puede hacer esto a mí", "es un/a egoísta", "nunca me ha querido", ... - Al contexto: "maldita la hora que se enteró de X", por culpa de cómo se han desencadenado los acontecimientos hemos acabado separados", "si no nos hubiéramos mudado a este pueblucho seguro que seguiríamos juntos", "vaya mierda de mundo, no te puedes fiar de nadie", ... - A uno mismo: "soy un idiota por no haber tomado cartas antes", "cómo he podido hacer lo que he hecho", "soy nefasto/a como pareja y no he sabido cuidar al otro como merece", ...

  • Se recuerdan especialmente los momentos negativos dentro de la relación, los defectos del otro o de uno mismo y se hacen más presentes aquellos aspectos no gustan de cómo ha ido todo. Como veis en el texto que comparto arriba, muchas veces sucede que aquello que en un inicio tanto nos gusta de nuestra pareja acaba siendo aquello que al final nos irrita.

  • Pueden aparecer deseos de venganza como un medio para compensar el daño sufrido. Si la ruptura se acompaña de situaciones de traición o de sentirse agraviado/a por algo puede conllevar el deseo de hacer pagar por ello al otro. A veces se dan casos donde se retribuye el daño bloqueando el acceso a las cuentas, destapando información que pueda perjudicar su imagen en distintas áreas en las que se mueve(laboral/social/familiar), en el caso de una infidelidad devolvérselo con la misma moneda, etc. Cabe decir que la vía de la venganza no es la más apropiada para reparar la herida puesto que en lugar de mitigar el dolor, a la larga suele sumar más daño y acabar salpicando a todos. El deseo de venganza frente al daño es humano pero es conveniente que la forma de dar salida a ello sea a través de buscar vías más saludables que ayuden realmente a reparar el daño y soltar el agravio.








¿En qué ayuda la fase de RABIA?

La rabia es la gasolina del yo, es movilizadora y lleva a la acción. Así que cuando se trata de una ruptura esa rabia se convierte en un elemento funcional si se utiliza para reafirmarse y poder separarse del otro. La rabia aparece como defensa frente al daño y promueve la necesidad de alejarte de aquello que es doloroso para ti.


¿Cuando no es una ayuda la rabia? hay que tener cuidado cuando esta fase se alarga en el tiempo puesto que puede decantarse al otro polo y en lugar de ser un factor protector frente al daño sufrido canalizarse de forma destructiva sin que permita avanzar. Así que es importante no quedarse estancado en esta fase y utilízarla para desencallar aquello que te mantiene sujeto todavía al otro o a vuestra historia de amor para seguir avanzando en la elaboración del duelo.


RECOMENDACIONES PARA AHONDAR EN EL CONTENIDO A TRAVÉS DE OTROS CANALES PERCEPTIVOS:


MÚSICA : Contra Todos (Robe Iniesta)

PELÍCULA: Eternal Sunshnie Of Spotless Mind



¿Qué ayuda a elaborar el duelo de forma saludable?

En el post de hoy os dejo el segundo consejo:

  • Reorganizar las rutinas La pareja se convierte en una figura presente y relevante en la vida de uno. Si además se trata de una historia de amor con larga trayectoria, con años de convivencia e incluso puede haberse iniciado un proyecto de familia, queda patente que la cotidianeidad esté impregnada del otro. Así que tras una ruptura es habitual que las rutinas todavía se asocien a la pareja y cualquier situación nos traiga un recuerdo del otro: a esta hora estábamos viendo una serie, me siento a comer y su silla vacía me conmueve, esta canción que suena siempre hacíamos chiste del estribillo, echo en falta cómo se acurrucaba en el sofá cuando hacía frío... Pero poco a poco conviene ir sustituyendo estos escenarios que teníamos con la pareja con nuevas rutinas que nos lleven a dibujar otras imágenes de nosotros mismos llevando a cabo nuestro día a día sin su presencia: disfrutar de ir al cine con otras personas, redecorar la casa y construir un ambiente agradable y ajustado a la nueva situación, cocinar a los amigos esa receta que tanto os gustaba, en lugar de ponerme a ver la serie rescatar el hábito que tanto me gustaba de leer antes de dormir, ....


© 2023 by Yoga by the sea. All rights reserved