TERAPIA   INDIVIDUAL  |   EMDR   |  PAREJA  |   FAMILIAR

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

Ruptura y Duelo: Tristeza




¿Cómo vives la tristeza?


La tristeza suele tener mala prensa al vincularla al malestar, pero como todas las emociones guarda una función muy adaptativa.


Sentir tristeza despliega la necesidad de irse al interior de la persona para reflexionar, digerir y elaborar lo sucedido.

Es decir, a través de la tristeza podemos contactar y expresar el dolor inherente a perder el vínculo que había con la pareja. Y esto nos lleva a tener que procesar internamente la pérdida, un paso necesario para elaborar el duelo de forma saludable.


En esta etapa dentro del duelo también es común que aparezca la nostalgia, que sería un estado afectivo que engloba tanto tristeza como alegría. En este sentido se dan las dos caras de una misma moneda: presencia (lo bueno que hubo en el pasado) y ausencia (lo que ya no está en el presente).


Así que es frecuente que en esta etapa aparezcan recuerdos positivos dentro de la historia vivida con la pareja: momentos compartidos en el día a día, viajes, conciertos, aficiones, afectos... Y conectar con estos recuerdos pueden generar una mezcla de sensaciones ambivalentes: algunas agradables al evocar esos momentos positivos que han habido y otras más dolorosas al conectar con la realidad que ese escenario ya no se dará en adelante.




¿QUÉ SÍNTOMAS SE ASOCIAN A ESTA ETAPA DE TRISTEZA?


Por tanto, en esta etapa se conecta con la ausencia del ser amado y todo lo que está asociado al vínculo con él/ella la cual cosa puede conllevar también sensaciones de vacío emocional, tendencia al aislamiento y a la apatía.


Si en este estadio todavía se da una dificultad por aceptar la pérdida y el deseo de volver con él/ella es muy intenso, también es común que aparezca la necesidad de restituir el vínculo, poniéndose en acción conductas de control y búsqueda hacia el ser amado con tal de buscar un acercamiento. En este caso es común experimentar ansiedad, desesperación, insomnio y pensamientos obsesivos.

Como las etapas explicadas con anterioridad, esta sensación no es permanente ni estática. La tristeza y la nostalgia se irán serenando con el paso del tiempo.


RECOMENDACIÓN


Como vengo haciendo en los últimos posts, os dejo algunas sugerencias para ahondar en el contenido del artículo de hoy a través de otros canales perceptivos.


CANCIÓN: Track Sei (Belako) / Bajo la Piel (Alice Wonder)

PELÍCULA: Eternal Sunshine Of Spotless Mind




¿Qué ayuda a elaborar el duelo de forma saludable?

En el post de hoy os dejo otro nuevo consejo:


  • Combina tiempo para conectar con el dolor con tiempo para volver a tus rutinas y frenar conductas que intensifiquen el malestar. Tú lideras el proceso así que tan importante es permitirte conectar con la tristeza como no regodearte en el dolor. Dejarte llevar por acciones que sólo intensifican el malestar te coloca en una posición perturbadora donde la nostalgia impera y bloquea el salir adelante. Así que identifica las conductas de control y búsqueda que estés haciendo y que te suman más dolor y bloqueo (ver persistentemente sus redes sociales, transitar por sitios en los que creas que puedes encontrarle, mirar fotos que te instalan en excesivo dolor...) y una vez identificadas empieza a poner una medida sana a estos comportamientos. El objetivo es transitar por el dolor en pro de hacer un proceso de elaboración del duelo sano. Cuando este proceso se alarga en el tiempo y se acompañan de comportamientos que obstaculizan la aceptación de la ruptura y, por tanto, tu reparación... gestiona esos impulsos por mucho que te cueste en lo inmediato porque será en realidad un bien para ti a largo plazo.


Psicologia_Barcelona_Sílvia_Pérez.jpeg