TERAPIA   INDIVIDUAL  |   EMDR   |  PAREJA  |   FAMILIAR

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

Día Internacional de la Mujer



Hoy 8 de Marzo me uno a celebrar el Día Internacional de la Mujer.


Por el rol que me ocupa, las personas que más impacto y admiración me provocan son aquellas que aún y tener dificultades en su vida, han afrontado todos los retos con firmeza y autodeterminación.


Así que en ese sentido hoy rindo homenaje a Chavela Vargas, una mujer que todos conocemos por su éxito en el mundo de la canción pero que sufrió una infancia difícil donde sus padres la escondían cuando tenían visitas porque la veían inadecuada y finalmente se desatendieron de ella dejándola al cuidado de sus tíos.


De Costa Rica emigró a México donde terminó residiendo la mayor parte de su vida. Trabajó de todo lo que encontró para poder sobrevivir y siempre hizo frente a los desafíos que le llegaban.


Pero esa soledad le dejó huella. El alcohol se convirtió en un canalizador a través del que sosegar todas sus penas, lo que la obligó a tener que dejar los escenarios por 20 años.


En esa etapa empezó su proceso de recuperación, incorporó el deporte a su día a día de forma regular, consiguió superar su adicción y se mantuvo abstemia los últimos 20 años de su vida. Rondando los 80 volvió a los escenarios y nuevamente tuvo el reconocimiento del público. Una mujer que vivía la vida apasionadamente y que siguió rompiendo moldes hasta el último momento lanzándose en paracaídas pasados los 80.


Lo que más destaco de Chavela es que siempre vivió acorde a ella misma, consecuente con sus convicciones, sin dejarse frenar por miedos ni limitaciones. Ya de bien joven se rebeló ante los estereotipos sociales de aquella época: vestía como un hombre, bebía y fumaba mucho, llevaba pistola, creó su propio estilo de cantar...


Así que toda mi admiración hacia una mujer que afrontó la vida con valentía, que fue soberana de sus anhelos y de su destino y que vivió la vida que quiso a cada momento.

Psicologia_Barcelona_Sílvia_Pérez.jpeg