PSICOLOGIA

BARCELONA 

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Sílvia Pérez

San Valentín: ¿Qué amor se celebra y de qué manera?



Campañas, anuncios, carteles... se encargan de recordarnos que se acerca San Valentín, una celebración que en España empezó a festejarse a mediados del sigle XX y se especula que fue promovida por Galerías Preciado para incentivar las compras.

San Valentín o también conocida como el Día de los Enamorados. ¿Se refiere a la etapa de enamoramiento o acoge ampliamente al concepto de amor? ¿Y qué entendemos por enamorado? ¿Lo asociaciamos al concepto de amor romántico?

Cada vez hay más personas (solteros y en pareja) que cuestionan el significado que se da al Día de San Valentín porque no comparten los valores sociales y de consumismo a los que va asociado. Así pues, mucha gente se pregunta qué es lo importante de esta fecha:

¿el regalo? ¿la celebración? ¿el amor?

¿el amor romántico? ¿el amor nutricio?

¿seguir los cánones socialmente marcados?


Cada persona tendrá su respuesta y, por supuesto, la total legitimidad para vivir San Valentín a su antojo. Pero ya puestos a hablar de amor, voy a mencionar algunos puntos que pueden servir de reflexión en cuanto al significado que cada uno tiene del 'amor' y la posición que toma dentro de la relación:

  • Hay muchas formas de celebrar el amor

¿Por qué una fecha genérica para celebrar el amor? ¿Y de qué manera lo queremos celebrar? Joyas, flores, bombones... Un día no marca la diferencia y menos si el motivo que lleva a hacer un regalo, como pasa muchas veces, parte de una sensación de obligatoriedad. ¡Y tampoco tiene por qué celebrarse a través de comprar un regalo!

De hecho, los expertos dicen que lo que ayuda a generar satisfacción dentro de la relación de pareja son los momentos de intimidad. Esto es propiciar encuentros donde prevalezca la calidez, la simpatía, la ternura, la amistad, el abrirse emocionalmente al otro, compartir intereses comunes, intercambiar conversaciones estimulantes... Así que una sugerencia para cultivar todo ello sin tener que esperar un 14 de febrero al año... es planificar de forma conjunta días donde disfrutar de esta intimidad. Podéis buscar fechas personales (cuando os conocisteis, día que empezasteis a vivir juntos, primer viaje....) o señalar juntos en vuestras agendas diversos días al mes para cuidaros sin interferencias cotidianas y hacer algo que sea significativamente especial para vosotros. De este modo tendréis fechas personales y momentos de calidad para cuidar de forma sostenida vuestro amor.


  • No basta sólo con amor

El amor es importante para iniciar una relación pero no es suficiente por sí solo para garantizar su éxito en adelante.


Me preocupa cada vez que escucho:

"tenemos peleas muy fuertes pero nos queremos", "cuando hay amor perdonas cualquier cosa", "esa intensidad que es totalmente irracional es lo que me da a ver que es amor", "si no hay pasión es que no hay amor", "una vez te enamoras ya no hay nada que hacer"

Todo esto son mitos del amor romántico. El amor nutricio, maduro y auténtico nace de una posición de autonomía emocional donde prevalece la individualidad a pesar de ser pareja, es ajeno al ego y a la necesidad, no parte de compensar carencias personales sino de la autosuficiencia y la elección, se fundamenta en un apoyo mutuo y promueve la evolución sana de cada uno.


Para que una relación se mantenga en el futuro de forma satisfactoria y saludable el amor tendrá que ir acompañado de más componentes como por ejemplo una relación de confianza auténtica, un proyecto de vida de futuro compatible a los deseos y planes de cada uno, una sintonía en los valores centrales y las metas vitales, una dinámica de comunicación y reparación de las dificultades y algo muy importante: que hayan elementos que aporten, que alenten el aprendizaje y que os ayuden a crecer de forma mútua.

  • Cada miembro en la relación no deja de ser un individuo por sí mismo.

No podemos pretender que a partir de estar en una relación sentimental las mentes y mundos emocionales de uno y otro se fusionen en uno sólo. Eso implicaría anular lo identitario de cada cual.

Cada uno tiene un funcionamiento determinado. Y es imposible que la forma de pensar, de sentir y de hacer sea exactamente a la del otro. Y no tiene que serlo. Lo importante es respetar la singularidad de ambos dentro de la relación del mismo modo que es importante saber y hacer uso de las destrezas que cada uno tiene para establecer puentes que conecten ambas individualidades en pro del bien común.


Por ejemplo, si a uno se le puede dar bien ser más operativo dentro de la relación puede encargarse más del tema logístico la casa (llamadas, programar fechas, revisar facturas,...) mientras que si el otro tiene más mano izquierda en lo social puede ser la cara visible cuando toque tratar con operarios o reuniones de la comunidad.


  • Salirse de los mitos del amor: "Si me quiere tendría que saber que yo...

A diferencia de otros animales nosotros tenemos el lenguaje. ¿Por qué nos empeñamos a que el otro nos adivine lo que necesitamos? ¿No será más fácil comunicarlo? Tu pareja te puede amar, pero no tiene por qué tener dotes adivinatorios. Por tanto es importante que busquéis comunicaros de forma clara, amable, señalando peticiones concretas y al mismo tiempo os escuchéis con presencia, siendo empáticos hacia criterios distinos y estando dipuestos a acercar posiciones.

  • Efecto sorpresa para desafiar la rutina

Es saludable y necesario salirse de lo monótono, de lo esperable y generar una dinámica donde la espontaneidad y la sorpresa también tengan un papel central. Todo este escenario ayuda a oxigenar y fortalecer la relación en la medida que se disfruta de la compañía del otro y se generan dinámicas gratificantes. Así que busca la originalidad, haz por estimular al otro con nuevos planes, busca emocionarlo con momentos que no se espere y generad espacios de diversión juntos.

¿Y qué pasa si estoy sin pareja?

Si nos acogemos al concepto de amor en su abstracción más amplia, el amor trasciende más allá del que profesamos a la pareja. Podemos sentir amor hacia muchas otras personas (animales y cosas) y podemos expresarlo de muchas maneras.


Así que si es San Valentín y no estás en pareja no pasa absolutamente nada. Valdrá aplicar los mismos consejos para ti y, si lo consideras, con quien sea significativo en tu vida.


De hecho será fantástico si empiezas contigo: hacer aquello que te gusta, dedicarte una comida nutritiva, ponerte tu música preferida, elegir una buena compañía con quien compartir un buen rato si es lo que te apetece... Y si además este trato de amor lo haces extensivo a quien te rodea ya te puedes dar por satisfecho.

Eso sí será una buena forma de celebrar el amor, aunque en lugar de 14 de febrero sea un jueves cualquiera.


© 2023 by Yoga by the sea. All rights reserved